Mariposas y Huracanes

MAYO 2018

Son las 12:23am.
Este fin de semana pasó como el humeante blur de un cigarrillo. Fumé con ansias de desaparecer de la realidad. No porque haya algo malo en ella sino porque tenía que descansar de tanto rebote corporativo.  Ese descanso es crucial para la salud creativa. Mi día de trabajo hoy, pasó volando. Trabajé más hoy de lo que había trabajando la semana anterior. El cansancio lo tengo en la espalda, en la cien, en el buche de ansiedad que tirita azul a lo lejos. 
Pero entremedio,  con lentitud, escribo. 
Y pienso.
Pienso mucho.

Hoy pensé en el título de mi trabajo. En la locura de su narrativa. “In memoriam” se traduce a “ en memoria de”, claro.  Pero lo cambié a “ Hagan esto, en memoria mía.”  Y lo vi, y supe que era bueno. Pensé en contextualizar la transición entre alters como una referencia divina, después de todo: Dios es el schizo original, el tiene tres personalidades, el Padre, el Hijo y el Espiritu Santo. Tres en uno, ¿no?. Este tema es consistente. Lo pensé más allá. Lo pensé en el contexto de la eucaristía, cómo bajo el dogma católico el mismo dios, a través de la transubstanciación, se convierte en pan y vino. Aunque.. aún tenga la apariencia de pan y vino. Por lo que, su contorno se mantiene igual, y su interior, cambia. Tal cual una persona con varias personalidades. 

Hagan esto en memoria mía.

En el contexto bíblico, acaso se habrá referido ese renacer que tanto alaban después de cada consagración? 

En el contexto de mi narrativa, son instrucciones de emergencia. 
Hagan esto, para salvarme
Transicionamos. Transmutamos. Trabsubstanciamos.

Tanta transformación de espacios y mentes, simplemente para llegar a quienes somos. Pero esto que somos, es un plural. Somos entes que se afanan en la polisemia. No estamos hechos de un solo color. Y esta pluralidad de significados florece con cada idea o pensamiento que le damos ala. 

Quiero pensar menos y escribir más, pero muchas veces se me imposibilita esa traducción de abstracto a párrafo. 

Son las 12:52am

La cabeza me da vueltas y vueltas con contextos y razones para emborracharme de impaciencia y ansiedad, pero devolverme aqui, me recuerda que en este canvas el mundo está a mi merced y no vice versa. 

Ya son las 1:00am.
En fin, aquí vuelvo. Esta disciplina es la única religiosidad que me resta. El único ritual que me ilumina. Escribir aquí es mi consagración, mi transformación divina. Aquí en la memoria, en el vértigo del ser, aquí, bajo el ala de una mariposa

Categorías:Diarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .