El Diálogo del Silencio

Julio 4, 2018

Era un día común de clases. Yo estaba en mi cuarto año universitario con miras a graduarme de mi bachillerato en comunicaciones, con concentración en información y periodismo. Pero antes de que llegara ese tan glorioso y esperado día, yo quería hacer algo más. Quería tener una experiencia única en mi campo, que me ayudara a entender y a conocer de una vez lo que me esperaría en el ámbito laboral. Quería formar pare de un proyecto que me proveyera experiencias que no se obtienen dentro de un salón de clases.

Fue en ese entonces que llegué a Diálogo UPR un lunes, 12 de enero del 2017 bajo el programa “Mi primera experiencia laboral”. Debo admitir que los nervios me traiconaban durante esos primeros días pues creía saberlo todo pero cuando llegué a esa sala de redacción, me di cuenta que me faltaban muchas cosas por aprender.

A diferencia de otros compañeros, sólo permanecí unos siete meses. Pude permanecer mucho tiempo más pero la vida no es justa para todo el mundo y requiere que uno tome serias desiciones. Sin embargo, esos siete meses que estuve allí, tres veces a la semana, se sintieron como una vida. Reforzé mis destrezas de redacción, aprendí técnicas y términos que no sabía si se podían utilizar en el campo, utilicé herramientas tecnológicas que facilitaban mi labor periodística, viajé a lugares que jamás pensé que iría de forma seguida y cubrí temas que en otro tiempo, no me creía capaz de cubrir.
Diálogo ayudó en mi formación periodística de maneras inimaginables. Aún recuerdo la cobertura del 1ro de mayo de 2017 en que en un momento dado tuve que quedarme a cargo del medio mientras el director del medio iba a rescatar a nuestros compañeros periodistas que estaban en la calle.

la upr no se vende
foto por Ricardo Alcatraz Díaz

Ahora, exactamente un año después veo como la administración universitaria en un acto de censura y sin razones coherentes, reduce drásticamente el presupuesto con el que el medio operaba y destituye por segunda vez a su director, dejando al principal medio digital de la universidad prácticamente inoperante. Cabe destacar que esta no es la primera vez que realizan actos de censura en contra de este medio y talleres como Radio Universidad (medio dónde empecé a dar mis pasos en mi carrera periodística), también pasan por una situación muy similar.

Pero situaciones como esta me hacen pensar sobre el futuro que le espera al buen periodismo en Puerto Rico. Me hierve la sangre el ver cómo poco a poco se desmantelan proyectos de gran reputación y larga trayectoria, cómo se reemplazan talleres de análisis y buena cobertura periodística por un diálogo del silencio.

Actualmente soy periodista y escritora, pero trabajo de cajera en una ferretería. Sin embargo, esto no es impedimento para levantar mi voz cuando hay que hacerlo. Podrán hacer con el proyecto lo que quieran, segmentarlo, cambiarle el nombre, su línea editorial, etc. pero los que pasaron por esa redacción saben el legado que se llevan consigo.

por:
Carmen Angélica


Si quieres leer más de Carmen, accede a su blog De Todo Un Poco donde encontrarás una excelente variedad de artículos, reseñas, cuentos cortos y mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s