Escoger el Calor sobre el Frío

candles-209157_1280.jpg

agosto 8, 2017

Comienzo mis días con una ducha fría.

De esas que te despiertan el cuerpo cuando el alma todavía está durmiendo. Despertar el cuerpo es útil. Siempre recuerdo mis sueños. Los recuerdo bajo ese chorro de temblores bajando por mi espalda. Recuerdo los sueños de la noche anterior, el agua antes fría se vuelve templada al hacer contacto con mi espalda. Mi espalda siempre esta caliente. Resguardo mi calor en mi espalda para cuando lo necesito más. Como cuando me estanco en el tráfico mañanero de esta cotidianidad urbana tan repetitiva. Ese calor es necesario para mantenerme al margen del programa. O para cuando entro al edifico que ahora es mi día al día. El frío es ley, pero yo soy insubordinada y me adhiero a mis reservas de calor. Tengo la dicha de sustentar esta calidez con energía renovable. Tengo la dicha de poder ver más allá. Tengo la dicha de poder reconocer calores escondidos en otros, en este mundo de frío. O de reconocer aquellos que se han dejado governar por el frío.

Hay dos maneras de hacer calor:
Con el cuerpo o con el alma.

Hay personas que no saben hacer calor con ninguna.
Se han vuelto una metáfora para esa milicia del army of the dead de Game of Thrones. Conozco tantos zombies que se animan y se mueven solo con frío.
Estas personas, con cuerpos huecos, se mueven con una multitud hambrienta de más frío, mas trends, mas likes, mas superficie y menos placas tectónicas.
Trabajo con muchos de esos cuerpos fríos.
Pero también trabajo con otros, cuerpos de cueva y fogata, que esparcen esperanza. Artistas de bondad y substancia.

El mundo está hecho de fluctuantes temperaturas.

Pero es necesario escupir fuego cuando se desequilibra la balanza y nos amenaza con una Era de Hielo.

Día Presente

Comienzo mis días con una ducha cálida.

De esas que refrescan el cuerpo dormido. La soñoliencia crea un frío mental que te tiesa el cuerpo, y para añadirle flexibilidad al ser, siempre es necesario el calor. El consumo de la caloría por el músculo es una consecuencia de un despertar más humano.
No lucho con un frío interior, lucho con uno exterior. Ese frío de la impotencia, de la indiferencia, de la apatía, de la crueldad. Lucho con esa significancia desubicada que siempre amenaza con arrebatarnos el enfoque a las cosas que realmente importan. Lucho con la impermeable certeza de aquellos que se vieron derrotados por el frío y ahora observan el mundo con un cuerpo rígido y una mirada cruel.

Muchos son desalmados por aquellos constructos sociales que confunden con realidad. Esa ideología que lo único que propaga es el frío, desesperanza, deshumanidad.
Categoría, la Racial, la Cutural, la Religiosa, la Valerosa. Estos constructos son los que nos llevan a pensar que los valores se pueden comprar con un contrato de 17 millones. Estos constructos que nos llevan a desestimar el dolor de un hermano porque no comparte tus ideales, tu nacionalidad, tu fe. La deshumanización de algún otro porque has decidido que tu certeza en el frío pesa más que el cuestionamiento de otro desde el calor.

En el calor, la materia es maleable, flexible, kinética, tiene espacio para cambio.
En el frío, el tejido se corrompe, se rompe, es estático, en el frío se le niega albergue a alguna pareja donde la mujer va a dar a luz y terminará forzada tener su hijo sobre una cama de paja en una posada, niño a quien, milenios más tarde se alaba como el Salvador. La historia de su nacimiento romantizada como muestra de su humildad, su calidez. Pero hay tantos que alabándosele como salvador a ese niño refugee que huía de la furia autoritaria del Rey Herodes, se destacan por su disonancia cognitiva de rechazar refugio, y bondad a quienes más lo necesitan.

El problema es que muchos piensan que hay quienes son merecedores de bondad, y otros que no. En el momento donde se destaca esa distincción, ahí es cuando sabemos que el frío está ganando.

La calidez es una decisión.

Tal cual la esperanza, la felicidad, el propósito.
El caos tiene todas las temperaturas.

Pero la bondad no.
La bondad solo tiene una temperatura: la cálida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.