“Respétese para que le respeten”

Maripily

Hacen varios días llevo leyendo sobre este encontronázo entre Maripily y el Molusco.
Para ser sincera, solo sé de ellos por nombre, pero no conozco qué tipo que material producen. El Molusco quizás sus opiniones en la radio y Maripily sus mahones, y sus fotos al Instagram. No vengo a escribir sobre ellos, sino sobre el debate que se ha desatado a raíz de la controversial respuesta del Molusco a las fotos de Maripily, ese de quién es merecedor de respeto.

En fin, este escrito no se trata de escoger quién tiene la razón. Es más, ni siquiera quiero hablar del incidente. No se trata de team Molusco o Team Maripily, no se trata de hombres vs mujeres.
Se trata sobre el respeto y qué hemos aprendido sobre quién es merecedor de este.

respeto

  1. m. Miramiento,consideración:
    siento respeto por mi abuelo.
  2. Miedo o prevención que se tiene a alguien o algo:
    le tiene respeto al mar.
  3. pl. Manifestaciones de acatamiento que se hacen por cortesía:
    preséntele mis respetos.
Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

Directo al grano, para que una sociedad civilizada pueda progresar, considero que tenemos unos valores universales que hemos establecido para que la coexistencia, la cooperación y el sentido de comunidad puedan proliferar. Llega al centro de lo que hace de una sociedad exitosa, que sus integrantes, cooperen desde sus respectivos roles. Estos valores universales nos permiten expandir el alcance de nuestra visión, nos permiten crecer, apreciar los matices de la raza humana y sus inherente diversidad sin denunciar las diferencias. Son valores básicos de cortesía, de libertad, de civismo. Estos son los valores que nos permiten coexistir.

Sin embargo hay ciertos valores que definimos de una forma individual, y que debemos emplear de una forma discriminada. El amor, la amistad, la lealtad, la confianza, son valores que debemos emplear con discernimiento. Cada uno tenemos una lista de criterios que utilizamos para filtrar quien merece nuestra confianza y afecto, claro. Sin embargo, valores como el respeto, la civilidad, y la cortesía, son elementos que deben ser impartidos de una forma indiscriminada. El respeto no es algo que debe ser mercadeado como algo que debe limitarse solo a quienes que cumplen con una visión personal de lo que consideras digno, o correcto. El respeto debe impartirse aún con quienes no coinciden con esa lista de criterios de evaluación que has preparado con tanta mesura.

Respect
El momento que el valor de una persona se mide a partir de su visión de la moral, es el momento que perdimos. El valor de una mujer no se define a partir de cuánta ropa tiene puesta, de su profesión, de sus intereses sexuales. Tal cual el valor de un hombre no se define por su dinero, su éxito, sus conquistas. Definir una métrica de quien es merecedor de respeto o no, deja espacio para discriminar no solo de quién merece respeto, sino de quién merece derechos, de quién vale más. En las redes sociales es fácil discriminar a partir de quién te gusta más, yo puedo discriminar contra Maripily porque no estoy de acuerdo con su estilo de vida, tal cual yo puedo discriminar contra Molusco y no escuchar su programa porque considero que su retórica y sus expresiones son pura mierda. Ese es mi derecho como consumidora, como expectadora, es mi derecho no seguir a Maripily e ignorar a Molusco. NO es mi derecho decidir que Molusco no merece mi respeto por la mucha mierda que habla, ni Maripily por las fotos que postea.
Ahí es donde la cosa se pone peligrosa.

“Civility is due not to a person’s opinions, but to the person himself. Such civility is right and just because, while we may be very convinced that our opponent is wrong, our opponent is still a person with dignity. The just response to error is, as Socrates pointed out long ago, not mockery but argument. Civility is, moreover, prudent and good because if we reject it, if we indulge the desire to denounce, we destroy the civic friendship that is necessary to preserve a free and diverse society.”- Carson Holloway, Who deserves Respect?The Public Discourse. 

A la misma vez, hay tantos que han decidido retar la posición de Molusco diciendo “Como te sentirías si alguien dijera estas cosas sobre tu hija, tu madre, tu esposa?” Pero este acercamiento también es incorrecto, porque asume que una mujer es merecedora de respeto solo por su relación familiar a otra persona, su estatus de hija o madre o tía, de momento es la métrica que establece su valor como persona y eso solo perpetúa el problema.

El respeto no es condicional a tu relación filial con otro.

Molusco sostiene “Respétece para que la respeten.”Pero el problema con esto es que él asume que el respeto que tiene una mujer hacia sí se basa en cuánta ropa tiene puesta, en que tan acatada es, se sostiene sobre su pudor. En la mente de Molusco, una mujer sin pudor no es digna de respeto. Pero entonces estas opiniones, sobre lo que te hace digno de respeto se prestan para expandirse y justificar más y más abuso. Se prestan para deshumanizar el prójimo. Porque de eso se trata el bullying, de deshumanizar un prójimo que consideras que no es digno de tu respeto. Deshumanizar a otro basado en sus desacuerdos contigo se presta para que justifiques tu trato incivilizado, se presta para la segregación, la discordia, se presta para los ataques ad hominem de todo discurso, y resumir  lo que se supone que represente el valor de una persona, a sus ideales.

Esto no se trata de tener la piel mas gruesa y saber resistir los ataques pendejos del los que trolean en internet, de eso ya estamos acostumbrados ( y esa tolerancia es parte del problema).  El problema es una cultura que normaliza esta actutid, especialmente de una persona que tiene una plataforma y una influencia substancial sobre la población a que promueva un problema como un justo juego sensacionalista de las redes. Molusco might as well be otro pendejo Trump, que se le defiende por fanatismo. El problema son las mujeres que defienden al Molusco con un machismo internalizado por pensar que una mujer no es merecedora de respeto por su estatus, su exposicion o su profesión. Aquellas que piensan que mereces que te traten como mierda por estar enseñando tanta carne, sin sentarse a considerar la arbitraria conección que han hecho al asociar el cubierto con el valor. Estas son las mismas que piensan que si ibas caminando con una minifalda y te violan, fue porque lo provocaste. Y ese, es el problema.

Estamos tan acostumbrados a esa retórica chismosa de nuestra cultura que no nos damos cuenta cómo nos hace tanto más daño la falta de respeto que los desacuerdos. La deshumanización no solo trata estos temas de el valor de una mujer o un hombre, sino es un arma que se utiliza para arrancar plataforma o consideración de aquellos que no compartan nuestros ideales, ya seamos liberales o conservadores, mientras esta práctica prolifere, la división será más marcada y así Puerto Rico no se levanta ni un poquito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.